Blog Menarini

E-CONSEJOS: cubos de reciclaje

econsejo mayo

Es sorprendente lo mucho que podemos hacer por el entorno y por nosotros mismos de una manera tan sencilla como, en casa, separar los residuos según su origen. Tener cubos de colores te pueden ayudar a diferenciar el material orgánico del vidrio, los plásticos y el papel. Recuerda:

reciclaje3

  • Contenedor azul: papel y cartón
  • Contenedor verde: vidrio
  • Contenedor amarillo: envases ligeros de plástico y de metal y tetra bricks
  • Contenedor marrón: materia orgánica
  • Contenedor gris: genérico

reciclaje cubos

17 de mayo - Día mundial del reciclaje

La palabra “reciclaje” se entiende como el proceso por el cual una materia o producto ya utilizado, en principio destinado al desecho, se somete a un tratamiento para obtener una materia prima o un nuevo producto. Esto permite hacer un mejor uso de los recursos naturales y reducir el impacto medioambiental de nuestros hábitos de consumo.

Los residuos útiles reciclables son muchísimos, desde latas y botellas de plástico, pasando por papel y cartón, vidrio, pilas, tubos fluorescentes… Prácticamente todos los útiles de nuestra vida diaria son susceptibles de reciclarse, ya que en los puntos limpios se desarman artículos complejos como son los electrodomésticos y se dividen en materiales para darles una segunda vida.

Los beneficios del reciclaje son la reducción del volumen de residuos, y por tanto de la contaminación, la preservación de los recursos naturales y el ahorro de energía, reducción de la contaminación del aire, suelo y agua y reducción de costes asociados a la producción de nuevos bienes.

¿LO SABÍAS?

reciclaje2El símbolo del reciclaje es obra de Gary Anderson, un joven estudiante de arquitectura de la Universidad de Southern California, y está basado en la banda de Möbius o Moebius, una forma geométrica que consiste en una superficie con una sola cara y un solo borde. La banda de Moebius se utiliza frecuentemente para simbolizar un proceso sin fin, como el del reciclaje.

Cada una de las tres flechas representa un paso en el proceso de reciclaje: la recogida de residuos, el tratamiento y la compra de productos reciclados, de manera que el sistema continúa una y otra vez de forma cíclica.

Para mejorar el reciclaje en nuestro día a día, podemos seguir algunos consejos como:

Comprar productos cuyos envases sean respetuosos con el medio ambiente.

Convertir el reciclaje en un juego, así los más pequeños de la casa aprenderán a reciclar mientras se divierten.

Separar los envases adecuadamente.

Plegar las cajas de cartón para ahorrar espacio y comodidad al transportarlas al contenedor azul.

Tirar las botellas de plástico al contenedor amarillo. ¡Con solo 40 botellas se puede fabricar un forro polar!

Tirar las latas de refrescos y conservas también al contenedor amarillo. ¡Con 80 lata de puede fabricar una llanta de bicicleta!

Los bricks también van al contenedor amarillo, no al azul. ¡Con 6 bricks de puede fabricar una caja de zapatos!

Reutilizar las bolsas de plástico tantas veces como se pueda y, al final, como bolsa de basura para llevar los envases al contenedor amarillo.

Llevar al punto verde los residuos especiales que no se pueden tirar a ningún contenedor, como aparatos eléctricos y electrónicos, bombillas, baterías, restos de pinturas, radiografías, aceite de cocina…

No tirar nunca el aceite usado por el fregadero. Reutilízalo y, finalmente, llévalo al punto verde. Solo 1 litro puede contaminar hasta 1.000 litros de agua.