Identifícate para acceder a contenido exclusivo

Consejos para viajar con migraña

Unos consejos pueden ayudar a evitar algunos ataques y tratar mejor los que aparezcan disfrutando más del viaje.

Consejos para viajar con migraña
  • Lleve accesible, a mano, la medicación para los ataques, de forma que pueda tomarla tan pronto sepa que ha iniciado una crisis de migraña.
  • Lleve medicación suficiente para la estancia prevista, para evitar encontrarse sin tratamiento en el destino.
  • Lleve anotados los nombres y componentes de los fármacos que toma por si precisase adquirirlos en el destino.
  • Evite malas posiciones o posturas mantenidas durante los trayectos del viaje que puedan facilitar la aparición de contracturas musculares dolorosas. Según el medio de transporte haga paradas o levántese, mueva el cuerpo y haga pequeños ejercicios durante el viaje.
  • Intente mantener en lo posible la regularidad del sueño. Evite el insomnio y el exceso de horas de sueño que pueden inducir ataques. En caso de viajes a destinos con importante diferencia horaria se recomienda adaptarse al horario del destino, la exposición a la luz natural, realizar ejercicio que facilite llegar más cansados a la hora de dormir, y si existe insomnio utilizar sedantes suaves.

La migraña no supone ningún impedimento para viajar,
pero en ocasiones el cambio vital que supone un viaje puede desencadenar ataques

  • Evite el ayuno prolongado, que puede desencadenar un ataque. Evite saltarse las comidas. Es útil llevar algún alimento de reserva por si aparecen retrasos inesperados.
  • Evite en lo posible el consumo de alimentos o sustancias que usted reconozca en su caso como conocidos desencadenantes de sus ataques de migraña.
  • Mantenga la hidratación, especialmente en los viajes prolongados en avión. Tome agua, zumos o bebidas azucaradas y limite el consumo excesivo de alcohol o cafeína.
  • Intente mantener una actividad física regular durante el viaje.
  • Planifique sus actividades para reducir el estrés que pueda facilitar la aparición de los ataques. Tener el equipaje preparado y acudir con tiempo al medio de transporte pueden reducir el estrés del viaje.
  • Evite la sobreexposición solar. Protéjase la cabeza de la incidencia directa del sol. Es útil el uso de cremas protectoras, gorros o pañuelos y gafas de sol.
  • En el caso que sus migrañas empeoren habitualmente con los viajes de forma significativa considere consultar con su médico la necesidad de iniciar tratamiento preventivo con la suficiente antelación.

Autor:
Dr. Mariano Huerta Villanueva, Neurología, Hospital de Viladecans (Barcelona). Revisión efectuada en Marzo de 2008.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto

Identificarse en la web