Identifícate para acceder a contenido exclusivo

Pasos para cuidar los pies en la diabetes

  1. Prevención
    • Llevar un buen control de la diabetes (HbA1c<7%), dejar de fumar y evitar lesiones en los pies son los primeros pasos que se deben realizar para evitar el pie diabético
  2. Higiene diaria
    • Lavado diario: El lavado diario de los pies con agua tibia y con jabón pH 5.5 es imprescindible. Es importante secar minuciosamente los pies, sin olvidar los espacios entre los dedos. Finalmente, aplicar crema hidratante para evitar las grietas en la piel
    • El cuidado de las uñas: No utilizar utensilios punzantes para cortar las uñas. Es mejor limarlas con una lima de cartón o cortarlas con tijeras de punta redonda
  3. Examinar los pies
    • Observe y examine con frecuencia sus pies . No olvide ponerse gafas si las precias y contar con la luz más apropiada. Utilice un espejo para observar la planta del pie
    • Visite al podólogo o educador si observa alguno de estos problemas:
      • Grietas en los talones o entre los dedos
      • Uñeros o zonas enrojecidas
      • Ampollas o pequeñas úlceras
      • Callos o durezas
      • Manchas en las uñas producidas por los hongos
  4. Vestir adecuadamente los pies
    • Medias y calcetines: Evitar medias y calcetines que compriman la circulación de las piernas . Siempre es preferible utilizar calcetines de fibras naturales, ya que permiten una mejor transpiración. Es importante no andar nunca descalzo
    • Calzado: La elección del calzado más adecuado permite evitar muchas complicaciones. Se deben comprar los zapatos a última hora de la tarde, que es cuando el pie se hincha y está más distendido. El día en que se estrenan los zapatos se deben llevar poco tiempo y a medida que el zapato se adapta a los pies, llevarlos más horas. Antes de ponerse los zapatos, mire su interior para comprobar que no existe ningún elemento que pueda herir sus pies
    • ¿Cómo es el zapato ideal? De piel. Muy transpirable, flexible y blando. Es ancho y no oprime los dedos. No debe tener demasiado tacón. Sin costuras internas que puedan rozar

Autora:
Muntsa Queralt Viñals, enfermera educadora en diabetes. Enero 2006.

Guía de cuidados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto

Identificarse en la web