Identifícate para acceder a contenido exclusivo

Generalidades

Es importante informarse con antelación suficiente (al menos un mes) de las condiciones sanitarias de la zona de destino y de si es necesaria alguna vacunación o quimioprofilaxis. Los requerimientos variarán según la duración de la estancia, si el destino es urbano o rural o el tipo de alojamiento, entre otros factores.

Es conveniente llevar consigo una provisión de los fármacos que se consuman habitualmente, pues pueden no encontrarse en las farmacias, tener otro nombre comercial o requerir receta médica.

En las Direcciones Provinciales del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) puede el viajero informarse de si existe algún convenio de asistencia sanitaria entre España y el país de destino.

De no haber convenio sería una grave imprudencia no contratar un seguro temporal que cubra los gastos de hospitalización y de repatriación en caso necesario, pues en muchos países la asistencia médica hay que pagarla y puede resultar muy cara.

DESPLAZAMIENTOS POR EUROPA

A partir del día 1 de junio de 2004 los formularios de estancia temporal, fundamentalmente E-111 y E-128, han sido sustituidos por la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE).

Esta tarjeta es individual y certifica el derecho de su titular a recibir las prestaciones sanitarias que sean necesarias desde un punto de vista médico, durante una estancia temporal en cualquiera de los países integrantes de la Unión Europea (Alemania, Austria, Bélgica, República Checa, Chipre, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, Suecia), del Espacio Económico Europeo (Islandia, Liechtenstein, Noruega) y Suiza, teniendo en cuenta la naturaleza de las prestaciones y la duración prevista de la estancia.

El período de validez consta en la Tarjeta Sanitaria Europea.

La asistencia sanitaria se recibirá en igualdad de condiciones con los asegurados del país al que se desplaza.

Se recuerda que la Tarjeta Sanitaria Europea no es válida si el motivo por el que se desplaza a otro Estado es recibir un tratamiento médico específico.

Para su obtención debe personarse en cualquiera de los Centros de Atención e Información de la Seguridad Social (CAISS) del Instituto Nacional de la Seguridad Social, donde le será emitida en el acto, previa identificación personal. Si se trata de familiares a cargo del titular deberá presentar además el modelo P-1, donde constan dichos familiares.

Si usted no ha podido obtener la Tarjeta Sanitaria Europea, podrá solicitar a través de esta Oficina Virtual de la Seguridad Social un Certificado Provisional Sustitutorio (CPS).

Este certificado es individual y acredita el derecho de su titular a recibir prestaciones sanitarias en las mismas condiciones que la TSE, desde el inicio hasta el fin de su validez.

Ambas fechas constan en el certificado.

Fuente:
Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales Marzo 2007

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto

Identificarse en la web